28 ene. 2014

Lasaña vegetariana de espinacas y queso - Vegetarian spinach and cheese lasagna

Lasaña vegetariana de espinacas y queso - Vegetarian spinach and cheese lasagna  Recipe in English here

Hoy toca receta vegetariana lo cual no está reñido con disfrutar comiendo. Es por ello que esta lasaña es ya todo un clásico en nuestro menú desde hace años ya que queda muy suave con el relleno de espinacas a la vez que  deliciosa con el queso y la bechamel.

Aunque no os gusten mucho las espinacas podéis prepararla pues entre la salsa de tomate y el queso apenas se aprecia el sabor de las mismas, con lo que es una buena forma para hacer a los niños comer espinacas que son muy sanas.


Aunque lo de que tienen mucho hierro es un mito surgido de un error científico, ya que el señor Erich von Wolf, científico alemán del XIX,  se equivocó al colocar la coma decimal cuando las estudió y les otorgó diez veces más hierro del que en realidad tienen, curioso ¿verdad? Además tienen una sustancia que dificulta la asimilación del hierro… vamos que lo que nos enseñaron de peques con Popeye todo mentira, espero no crear un trauma infantil  a nadie…

Para la receta he usado una bolsa de espinacas de esas que venden en los supermercados ya  troceadas y que suelen pesar justo los 300 g que uso, por lo que  para esta receta me resulta más cómodo que comprarlas en manojos como hago para las espinacas con garbanzos.
Si cuando la hagáis os parecen pocas espinacas podéis aumentar la cantidad perfectamente.
Yo la suelo hacer bajita pero si os gusta más alta pues sólo tendríais que usar un molde más pequeño y poner las capas más gruesas, cuidando el tiempo de horneado porque podría aumentar al ser más alta.
Lasaña vegetariana de espinacas y queso

Lasaña vegetariana de espinacas y queso - Vegetarian spinach and cheese lasagna

Ingredientes  (4 personas)  Molde 30x21 cm

Placas de lasaña, el número dependerá del tamaño del molde, yo puse 12 de las que vienen precocidas, que se ponen directamente sin hacerle nada más.
300 g espinacas frescas troceadas
200 g queso rallado, que funda bien y sea suave

Salsa de tomate

700 g tomates maduros
1 cebolla mediana
½ pimiento verde, tipo italiano
2 dientes de ajo
Sal, albahaca, orégano y pimienta negra al gusto
Aceite de oliva virgen extra

Bechamel con aceite de oliva

300 ml de leche entera o semidesnatada
20 g harina de trigo
20 g aceite de oliva virgen extra, más saludable que la mantequilla
Nuez moscada,  pimienta negra y sal al gusto


Ingredientes


Preparación

Primero que nada hierve las espinacas. Para ello ponlas unos cinco minutos en agua hirviendo y una vez cocidas escúrrelas bien y déjalas en un plato para que se enfríen.

Lo siguiente es preparar la salsa de tomate:

Puede parecer mucha salsa pero al usar placas precocidas éstas van a absorber bastante salsa al hornear la lasaña. 
Si la quieres de un color más rojo puedes usar tomate triturado de lata o añadir concentrado de tomate, yo la prefiero natural.

Pela los tomates y trocéalos. El jugo que suelten al cortarlos no lo vayas a tirar, añádelo también después a la salsa.


Pon en una sartén un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra, y dora los ajos y la cebolla picados.

Preparando la salsa de tomate

Cuando tomen un poco de color añade el pimiento también picado y mantén a fuego medio-bajo hasta que empiece a tomar color. Añade entonces el tomate troceado en dados, sal y las especias (pimienta negra, albahaca y orégano al gusto)  y deja cocer a fuego lento alrededor de media hora.
Una vez que esté lista la salsa pásala por la batidora para que quede fina. Reserva.

Si usas placas de lasaña precocidas no hace falta que las cuezas, sino ponlas a cocer siguiendo las instrucciones del fabricante, echándolas al agua de una en una para que no se peguen.

Pon a precalentar el horno a 200 ºC, calor arriba y abajo.

Mientras se precalienta el horno prepara la bechamel ya que es conveniente hacerla justo cuando vayamos a montar la lasaña para así poder verterla por encima nada más que esté hecha y no se nos cuaje en la sartén. 

Ingredientes de la bechamel

No he preparado mucha cantidad para rebajar un poco las calorías, además lleva bastante queso, pero si te gusta con más bechamel sólo tienes que aumentar proporcionalmente las cantidades.

Preparando la bechamel

Para prepararla es importante tener bien medidos los ingredientes, y asegurarse de que siempre se echa la misma cantidad de aceite que de harina.
Pon en una sartén el aceite de oliva virgen extra  y una vez caliente añade la harina a fuego medio-bajo y remueve con la cuchara de madera continuamente para que se tueste sin quemarse y pierda su sabor a crudo.
Una vez que tenga un bonito color dorado la harina, ve añadiendo la leche poco a poco y removiendo constantemente y con energía para que se espese.
Cuando veas que ha espesado un poco añade la sal, pimienta negra y nuez moscada al gusto. Remueve un poco más y aparta.

Montaje de la lasaña

Asegúrate de que las espinacas están bien secas, para que no agüen la lasaña.

Unta el molde de cristal con un poco de aceite de oliva virgen extra y colocar una capa de planchas de lasaña. 

Lasaña vegetariana de espinacas y queso - Vegetarian spinach and cheese lasagna

Echa  encima salsa de tomate, unas pocas espinacas bien escurridas y queso rallado.
Coloca otra capa de placas de lasaña, otra vez tomate, espinacas y queso, cubre con otra capa y repite el proceso.
Finalmente pon una última capa de placas de lasaña, echa el tomate restante por encima y cubre con la bechamel y queso rallado.


Mete al horno a altura media, calor arriba y abajo, a 200 ºC 25-30 minutos hasta que esté bien dorada por arriba y en caso de que sean placas de lasaña precocidas éstas estén hechas (las mías ponía en el paquete que requerían de 30 minutos en el horno).

Si ves que se está poniendo demasiado dorada puedes ponerle por encima una lámina de  papel de aluminio mientras se acaba de hacer para protegerla.
Y sin más tendrás lista una estupenda lasaña sin nada de carne pero muy sabrosa!
Es recomendable esperar unos quince minutos antes de comerla para que se asiente bien, así que ten un poquitín de paciencia.
Para decorarla una vez fuera del horno usé unas hojas del orégano de la maceta que se ve en las fotos.

Lasaña vegetariana de espinacas y queso - Vegetarian spinach and cheese lasagna

Lasaña vegetariana de espinacas y queso - Vegetarian spinach and cheese lasagna

Otras recetas que pueden interesarte:

Albóndigas de setas y verdura con queso


Hamburguesas de lentejas y rulo de cabra


Hamburguesas de garbanzos y couscous



24 comentarios :

  1. Vaya lasaña más rica Trini, estoy segura que está deliciosa! Un besazo!
    Por cierto me encantan las fotos, hasta el paso a paso nos has puesto. Tu tiempo te ha llevado, enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa! Me gusta poner el paso a paso porque me da la impresión de que se ven más claras las cosas cuando ves cómo tienen que ir quedando. Muakis :)

      Eliminar
  2. Me encanta y si es vegetariana aun mas!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy rica, no se echa de menos que lleve carne picada o pollo.
      Besines :)

      Eliminar
  3. Te ha quedado estupenda y muy buen paso a paso. Me quedo por tu cocina. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu blog, qué nivel!
      Besos :)

      Eliminar
  4. Una lasaña muy rica :) yo quiero un trozo bien grande que la lasaña me pierde!! Un beso!

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las recetas con un paso a paso tan completo como este, no sé por que pero me ánimo mas a hacerlas, y esta lasaña me encanta, que además mi hijo decidió no comer carne y esta le tiene que encantar,te felicito y tus fotos son preciosas.....besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isa, a mí me pasa como a ti por eso pongo el paso a paso por si le sirve a alguien :)
      Besos

      Eliminar
  6. Yo no soy vegetariana pero disfruto mucho con la verdura, me gusta mas que la carne y siempre estoy dispuesta a comer un buen plato de "verde". Esta lasaña me ha encantado, me la guardo en favoritos. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo soy pero hay muchas recetas sin carne que me encantan y quiero compartirlas en el blog poco a poco para aquellas personas que sí lo sean y aquellas otras a las que simplemente les guste la verdura como a ti y a mi :)
      Besos Julia

      Eliminar
  7. Como me gustan las lasagnas y con espinacas aún más, una excelente propuesta!
    Haces maravillas!
    Besitos y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que haces maravillas, qué me ha gustado esa última tarta de nutella ainsss
      Besos linda

      Eliminar
  8. Trinidad, acabo de conocer tu blog y con tu permiso me quedo por aquí. Me encanta la lasaña que me he encontrado. Debe estar buenísima.
    Un beso.
    www.hogardiez.com.es

    ResponderEliminar
  9. Qué lasaña tan apetecible y saludable. una delicia a mis ojos. Soy fan de las espinacas a muerte, ñam!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que formar un club :)
      Besos Mary Luz

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Gracias Mónica, a mi familia también le encanta cuando la preparo :)

      Eliminar
  11. Que lasaña tan rica que nos has traido, me encantaaaaa, un buen trozo me comía yo ahora, que se ve deliciosa!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  12. Me encantan todos los tipos de lasaña, la tuya tiene un aspecto inmejorable.

    Un beso

    ResponderEliminar

Tus comentarios me hacen ilusión y los leo todos así que si te gusta lo que hago te agradezco que me lo digas, y si no también para mejorar en lo posible. Gracias :)

No sigo cadenas de premios por falta de tiempo pero gracias por acordarte de mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips