11 jul. 2013

Camembert con mermelada de frambuesa - Camembert with rapsberry jam


Recipe in English here

La receta de hoy es tan sencilla que voy a tener que rellenar esto con un poco de historia…


El camembert comenzó a elaborarse en el s. XVIII en la Normandía francesa, región donde está la población de Camembert de la cual toma su nombre, pues según la tradición este queso fue inventado durante la revolución francesa por una granjera de dicho pueblo, aunque más tarde se demostró que el queso ya se vendía en el mercado de Camembert desde antes y que dicha señora no inventó nada sino que simplemente lo dio a conocer y sus herederos lo industrializaron.

Actualmente su uso se ha extendido a lo largo de todo el planeta, siendo un emblema de la gastronomía francesa. Tal difusión se debió a que desde finales del siglo XIX se envasa en cajitas de madera, lo que facilita su transporte, pues antes se envolvía en paja y de París no  pasaba (me imagino un borrico tirando de una carreta llena de paja y quesitos por esos caminos...) 

Es un queso elaborado con leche de vaca en su totalidad, blando de pasta compacta, y con bastante materia grasa (el 45%). Su corteza está cubierta de un hongo que le da su característico color blanquecino y  que provoca la maduración del queso de afuera hacia adentro. Dicho hongo es también el causante del sabor fuerte de la corteza.
Es pues un queso que hay que tener cuidado a la hora de comprarlo, porque si está viejo resulta para mi gusto bastante fuerte al paladar y nada agradable, yo recomiendo que falte al menos un mes para la fecha de caducidad, que sería un camembert "jeune" (joven).


Vamos pues con esta sencilla receta que es un aperitivo ideal para tomar con el vermouth.

Ingredientes

1 queso camembert de 250 g más o menos, cortado en 8 porciones
Harina
Pan rallado
2 huevos  

Pimienta y orégano al gusto
Aceite de girasol, o de oliva suave.
1 bote de mermelada de frambuesa, o de tomate, o de fresa, o de cualquier otro fruto rojo.



Elaboración

Sacar el queso del frigorífico, para que pierda frío y quede cremoso por dentro al freírlo.

Preparar 3 platos: uno con el huevo batido, otro con la harina y otro con el pan rallado.

Mezclar la harina con la pimienta y el orégano.

Pasar el queso por la harina, luego por el huevo de manera que se impregne totalmente y finalmente por el pan rallado. Asegurarse de que está todo cubierto uniformemente.

Yo de todas maneras paso los trozos otra vez por huevo y pan rallado, para hacerle una corteza gruesa y asegurarme de que no se salga el queso luego al freírlo. Además lo meto un poco en el congelador justo antes de freírlos.

Calentar el aceite en una sartén bien honda o en la freidora eléctrica. Asegurarse de que está bien caliente.

Preparar un plato con papel de cocina.

Freír el queso (echar unas pocas porciones cada vez para no enfriar el aceite) por ambos lados 3 o 4 minutos y dejarlo escurrir sobre el papel de cocina.

Servir inmediatamente con mermelada de frambuesa.


Yo lo acompañé con unas cerezas de temporada,  es un placer cuando se muerde la cereza con el queso y suelta su jugo.




1 comentario :

  1. Una pinta exquisita! Llevaba mucho tiempo buscando esta receta!
    Me ha encantado!!!
    Estaré encantada de que visites mi blog.
    www.motivadaconlacocina.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Tus comentarios me hacen ilusión y los leo todos así que si te gusta lo que hago te agradezco que me lo digas, y si no también para mejorar en lo posible. Gracias :)

No sigo cadenas de premios por falta de tiempo pero gracias por acordarte de mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips