13 mar. 2014

Salmorejo cordobés - Spanish creamy cold tomato soup

Salmorejo cordobés

Recipe in English here

Y para terminar la trilogía del tomate, como la llama mi novio, después del gazpacho y del sopeao tenemos el ¡salmorejo!. Otra receta de la cocina española tradicional que quiero guardar en este blog.

Esta crema fría de tomate es ideal para el verano, aunque en mi casa vuela siempre que lo hago sin importar si hace frío o calor. Lo mejor que tiene es que se puede servir de muchas maneras,  como plato único, en tostas, en vasos pequeños como aperitivo,  sobre panecillos de canapé, como salsa para mojar con bastones de berenjena, etc etc…

Salmorejo cordobés
En vasito para aperitivo
El salmorejo es originario de Córdoba pero se ha extendido tanto que ya es un símbolo de las gastronomía andaluza existiendo múltiples recetas similares. La receta tradicional  se hace con aceite de oliva virgen extra, pero en casa preferimos usar aceite de oliva suave que queda menos amargo. Eso ya cada cual que pruebe cómo lo prefiere. 

Salmorejo cordobés
En tosta
Respecto al pan  hay quien sólo usa la miga, entiendo que antiguamente que se majaba a mano  era más fácil si el pan no tenía corteza, pero ahora que usamos la batidora para facilitarnos la tarea no veo inconveniente en echar el pan con su corteza. Como dije con el aceite cada cual que pruebe como le gusta más.


Salmorejo

Salmorejo cordobés

Ingredientes  (4 personas)

1 kg de tomates maduros y de calidad.
Media barra de pan duro o un bollo (150 g pan de trigo blanco)
1 diente de ajo grande
150 ml de aceite de oliva suave (con el virgen amarga para mi gusto)
Vinagre de vino blanco, sólo unas gotas o ninguno, la receta tradicional no lleva.
Sal al gusto (7 g le echo yo)
Pimienta negra molida opcional.

Acompañamiento

2 huevos duros L
4 lonchas de jamón serrano o si no taquitos
Picatostes pequeñitos



Preparación

Cuece con suficiente antelación los huevos duros (10 minutos desde que arranque el agua a hervir), pásalos por agua fría y reserva en la nevera hasta el momento de servir para que así estén fríos.
Ten también preparados los picatostes.



Para hacer el salmorejo: pela y  corta los tomates en cuartos y ponlos en el vaso de la batidora junto con el ajo y la sal. Tritura lo justo para que quede como un puré.

Retira la corteza del pan, sólo si es muy dura (yo se la dejo), y trocéalo con las manos en una fuente.  Échale por encima el aceite, y el vinagre en su caso, para que se vaya remojando el pan, también puedes echarle un poco de pimienta negra si te gusta.

Después con  un  colador vierte sobre el pan  el tomate triturado, para eliminar así la piel y las pepitas del tomate (también se pueden pelar previamente si queremos).
Deja reposar un tiempo para que el pan se ponga más blando al chuparse el tomate.


Bate con la batidora eléctrica de mano hasta que quede con la textura de una crema suave. 
Pruébalo y rectifica de sal si es necesario. 
Si queda  demasiado espeso puedes añadir un poco más de tomate triturado (pasado por el colador) o  simplemente agua.
 Si queda demasiado claro puedes añadir más pan duro, o una rebanada de pan de molde si no te quedase pan duro y dale un poco más con la batidora para que se quede homogéneo.
Mételo en el frigorífico, bien tapado,  hasta la hora de servir. Recomiendo consumirlo en pocas horas y siempre dentro del mismo día para que no se pierdan las vitaminas.

Sirve en cuencos con  el jamón, el huevo duro y los picatoste por encima.  O sirve con estos ingredientes en un tazón aparte para que cada cual se eche lo que guste.


Salmorejo cordobés


Salmorejo cordobés

24 comentarios :

  1. me encanta el salmorejo, que bien lo has preparado

    ResponderEliminar
  2. No sabes Trinidad, lo que me puede gustar el salmorejo... Es que me chifla. Yo lo hago mucho sobretodo en veranito porque a las niñas también les gusta mucho.
    Y a veces voy a un sitio que me encanta que hacen una ensalada, basada en el salmorejo que también está de muerte...
    Ainssss ganas de veranito ya!!!
    Guárdame una tacita de salmorejo porfi.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre suelo preparar el primero del año para comer el viernes Santo (que nos lo comemos sin jamón, más por la costumbre ya que por las creencias), y si no pues un "sopeao" que es pan remojado en gazpacho y acompañado de verduras en plan ensalada. Pero este año la Semana Santa es más tardía y cae en abril y con estos días tan buenos que están haciendo... con veintipico de grados... no me he podido resistir a comerlo ya hoy :)
      Besos

      Eliminar
  3. adoro sopa de tomate, é gaspacho?
    ficou deliciosa e com uma cor fantástica, que boa sugestão.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  4. Madre mía Trinidad!! Me quedo una semana sin pasarme por tu cocina y no has parado de hacer delicias. Me encanta la receta del arroz con chorizo, es increíble, pero no he vuelto a comer esta receta desdeeeee..., no me acuerdo!!! Me ha encantado recuperarla de nuevo.Un abrazo y gracias por compartir platos tan deliciosos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El arroz con chorizo es una de esas recetas sencillas y ricas de toda la vida pero que por la grasa del chorizo es mejor comerlo muyyyy de vez en cuando... llega una edad que nos toca comer pechuga de pavo :)
      Besos Jose Manuel

      Eliminar
  5. A punto estoy de que me salten las lágrimas!!!!
    La verdad es que lo descubrí hace poco, a raiz de empezar con el blog, tengo la receta editada y reeditada, estoy deseando que lleguen los buenos tomates para no parar de hacer salmorejo!!
    Pero al ver tu receta, no se si podré aguantar tanto.
    Que rico por dios!!
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por suerte hace muchos años que lo descubrí y es un plato que me encanta, ya ves que en cuanto ha hecho un poco de calor lo he preparado. Mi madre cuando los tomates no le dan muy buen color le echa un pedacito de pimiento rojo o un poquitín de pimentón dulce y mejora bastante de aspecto sin afectar al sabor final :)
      Besos

      Eliminar
  6. ains ue rico, a mi me gusta mucho! pasate por mi blog que tienes un regalito, espero que te guste. http://unmundollamadomay.blogspot.com.es/2014/03/segundo-premio-liebster-award.html?showComment=1394839265793#c5980649421213530037

    ResponderEliminar
  7. Ohhhhhh Trini, con lo que me gusta a mí el salmorejo y me han entrado unas ganas tremendas de tomarme un cuencazo, jajajaja. Yo lo comí por primera vez aquí en España y me gusta mucho. Hoy lo preparo seguro que por el sur ya hace calorcito.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué me vas a contar, si vivo en Sevilla y ya estamos en marzo con 25 grados... en nada más que calorcito tendremos insolación...
      Besos :)

      Eliminar
  8. Yo también quiero!!!! ahora, por un bollo de pan como ese que poner m-a-t-o!!!! jjajaja Biquiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cuando subo a Burgos es lo que más hecho de menos porque el pan aunque también es muy bueno es diferente a las piezas que se hacen aquí :)
      Biquiños Rebe

      Eliminar
  9. Me encanta!!!!!!!!!!! Lo hago en cualquier temporada, pero en verano no falta en casa.....besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con la calor es lo que más apetece, cosas así fresquitas y que además se preparan en nada de tiempo :)
      Besos

      Eliminar
  10. Uuuum qué rico, lo he probado alguna vez aunque no hecho por mí, lo que no conocía era el sopeao, qué ensaladita tan rica...!

    Y lo que más extendido está es el gazpacho, aquí en Barcelona y por todo Cataluña ya está totalmente integrado a nuestra gastronomía. En verano lo hago alguna vez y en mi nevera está presente (el de la marca Alvalle que me encanta) durante todo el año.

    Un abrazo, esta semana en mi casa se comerá salmorejo!

    *Pilar*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gazpacho lo solemos preparar más en verano pero el salmorejo durante casi todo el año, aunque sea para hacer tostas que también está muy bueno :)
      Besos Pilar

      Eliminar
  11. Me ha encantado!! Tengo ganas de probarlo y más todavía ahora que sé el truquito de congelarlo y hacer croquetas!! Así que, apuntado en mi lista de deseos :) un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se hace bien sencillo y rápido, mi novio como es de Burgos no lo conocía y cuando lo probó en casa le encantó así que quiso aprender a hacérselo él. Lo hizo una vez con mi madre y ya siempre lo prepara él :)
      Besos

      Eliminar

Tus comentarios me hacen ilusión y los leo todos así que si te gusta lo que hago te agradezco que me lo digas, y si no también para mejorar en lo posible. Gracias :)

No sigo cadenas de premios por falta de tiempo pero gracias por acordarte de mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips