20 feb. 2014

Croquetas de salmón, gambas, atún y palitos de cangrejo - Tuna, salmon, shrimp and crab croquettes


Croquetas de salmón, gambas, atún y palitos de cangrejo

Recipe in English here

El otro día preparé salmón con salsa de naranja y limón  pero me parecía demasiado salmón y dejé una rodaja sin gastar para usarla de otra forma.  Y pensando en qué hacer me dio por preparar estas sencillas croquetas con unas cuantas gambas que tenía para un arroz y unos palitos de cangrejo que saqué del congelador.

Pienso que son una buena forma de introducir el pescado y el marisco en la dieta de los niños para que así se vayan haciendo al sabor,   aunque si no les gusta mucho recomiendo no echar el caldo de cocer las gambas y sustituirlo por leche ya que dicho caldo potencia bastante el sabor a gambas.
Sobra decir que se puede eliminar algún ingrediente o cambiarlo por otro. De hecho separé parte de la bechamel e hice algunas sólo de atún y palitos de cangrejo ya que son bastante más suaves de sabor que con el salmón.


Croquetas de salmón, gambas, atún y palitos de cangrejo

Unas cuantas croquetas de éstas y una buena ensalada y tendremos una cena perfecta para los peques y los no tan peques. Además lo mejor de todo es que como se pueden tener congeladas se pueden ir sacando según se nos vayan antojando  o para solucionar una cena un día que no tengamos nada pensado.

Croquetas de salmón, gambas, atún y palitos de cangrejo



Croquetas de salmón, gambas, atún y palitos de cangrejo


Ingredientes *

250 g de gambas frescas
150 g salmón fresco (1 rodaja)
100 g palitos de cangrejo (6 palitos pequeños)
100 g de atún escurrido de aceite (2 latas pequeñas)
Aceite de oliva virgen extra para hacer el salmón

Bechamel

150 g cebolla picada finamente
500 ml de leche entera o semi
100 ml de caldo de cocer las gambas (1/2  vaso)
100 g aceite de oliva virgen extra
100 g harina de trigo
Nuez moscada y pimienta negra recién molida al gusto
Sal al gusto

Pan rallado y huevo batido para empanarlas.
Aceite suficiente para cubrirlas cuando las vayamos a freír

*Con estas cantidades me han salido unas 24 croquetas pero bien grandes, como se puede ver en la foto en la que he puesto el tenedor al lado para que se aprecie el tamaño.
Las que no vayas a consumir puedes congelarlas perfectamente. Yo de hecho siempre las suelo congelar para no correr el riesgo de que se desbaraten al freírlas.


Croquetas de salmón, gambas, atún y palitos de cangrejo



Preparación

Cuece las gambas y una vez cocidas pélalas y trocéalas.
El caldo de haberlas cocido ponlo a fuego lento con las cáscaras de pelarlas y déjalo reducir unos diez minutos apretando las cáscaras con una espátula para que suelten bien el sabor. Después cuélalo y reserva.

Usaremos 100 ml de este caldo para potenciar el sabor a gambas de la bechamel. El que te sobre lo puedes guardar en un bote y congelarlo para enriquecer un arroz otro día.

En una sartén haremos vuelta y vuelta la rodaja de salmón con un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto. 
Una vez hecha trocéala en pedacitos pequeños y reserva junto a las gambas.


Pica los palitos de cangrejo en trocitos pequeños y escurre el aceite de las latas de atún. Reserva todo.

Ahora hay que preparar la bechamel para las croquetas, para ello:

Pon a calentar en una sartén lo suficientemente grande los 100 g de aceite de oliva virgen extra.
Cuando esté caliente añade la cebolla finamente picada y saltea hasta que tome color.

Añade entonces la harina y remueve bien para tostarla y que no sepa a crudo.


Cuando la harina esté dorada ve añadiendo el vaso de caldo de gambas y la leche poco a poco según vaya demandando la harina.

Baja a fuego medio y sigue removiendo durante un cuarto de hora o veinte minutos para que se espese bien la bechamel. Cuando esté espesa añade nuez moscada, pimienta negra y sal al gusto.


Y finalmente añade el picadillo hecho con las gambas, el salmón, los palitos y el atún, remueve bien para que se integren en la bechamel. Prueba y rectifica de sal si es necesario. Cocínalo tres minutos  más y retira del fuego.
Deja que se enfríe y guarda la masa de las croquetas en el frigorífico un par de horas para poder trabajarla luego mejor.
Pasado ese tiempo forma las croquetas, pásalas por huevo batido y pan rallado, repite el proceso para crear una capa bien gruesa y que no se desbaraten al freírlas.



Fríelas  hasta que estén bien doradas en abundante aceite de oliva bien caliente (a temperatura media para que se hagan por dentro si están congeladas). Una vez fritas déjalas escurrir el aceite sobrante sobre papel de cocina.

Sirve acompañadas de ensalada para compensar un poco la fritura y a disfrutarlas.

Croquetas de salmón, gambas, atún y palitos de cangrejo
 


20 comentarios :

  1. Pedazo de croquetas ¿Que tendrán que con cualquier cosa están tan buenas? Así que imaginando el sabor de las tuyas que no son cualquier cosa se me hace la boca agua.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otro día en un sitio que comimos nos pusieron unas de rabo de toro, plato que no me suele gustar, y estaban de vicio. Yo creo que en forma de croqueta me como lo que me pongan ya sean de cocido, de espinacas con piñones, de atún, de puchero...
      Un beso Lola :)

      Eliminar
  2. Mmmm, qué buena idea tuviste!! seguro que están deliciosas, te las voy a copiar!! BIquiños

    ResponderEliminar
  3. Que riquisimas estas croquetas!!!
    Un saludo,
    http://cocinaconann.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que dejaste una rodajita porque estas croquetas no nos las podíamos perder por nada del mundo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vez en cuando me gusta improvisar con lo que pillo por la nevera :)
      Besos

      Eliminar
  5. Vaya croquetas más apetecibles. me encanta la combinación, super saludable, qué ricas!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo me comería ahora mismo unas cuantas de estas.....tienen que estar ricas ricas,,,,,besos

    ResponderEliminar
  7. Hola, te devuelvo la visita, si las cookies son una tentación las croquetas ni te cuento, si están bien hechas me gustan de lo que sea y no puedo parar de comer una tras otra. frías o calientes y en cualquier momento del día.Estas que presentas te han quedado de maravilla, el relleno de lujo, se ven superapetitosas, qué ganas me han entrado de hacerlas.

    Un abrazo.

    *Pilar*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí las que hago con la carne del puchero me pierden frías, me como hasta la masa antes de hacer las croquetas jejeje
      Besos

      Eliminar
  8. Ufff vaya croquetas que has hecho, con todo este pescado y marisco, además con muchos tropezones como a mi me gustan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustan que vayan bien cargaditas de tropezones :)

      Eliminar
  9. Qué buenas, Trini! Yo siempre las hago de espinacas o pollo, pero es que tengo que ampliar mi repertorio y tu receta me ha gustado mucho. Me voy a animar! Gracias, te han quedado maravillosas, riquísimas! Biquiños :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta ir probando con diferentes ingredientes para ir ampliando, las de espinacas con piñones son unas de mis favoritas y las subiré cualquier día también.
      Besitos :)

      Eliminar
  10. Ummm deliciosa, y con unos ingredientes de lujo. Felicidades.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me hacen ilusión y los leo todos así que si te gusta lo que hago te agradezco que me lo digas, y si no también para mejorar en lo posible. Gracias :)

No sigo cadenas de premios por falta de tiempo pero gracias por acordarte de mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips