21 ene. 2014

Queso en aceite de oliva virgen extra

Queso en aceite de oliva virgen extra

Pocas cosas hay que me gusten más que el queso,  alguna vez he comentado que si creyese en la reencarnación diría que en otra vida debí de ser un ratón...
Pues si combinamos queso y aceite de oliva virgen extra ya ni os cuento.

 Conservar el queso en aceite nos ofrece la posibilidad de disfrutar de ese queso varios meses después con un sabor magnífico combinado con el del aceite, existiendo también la posibilidad de añadirle matices  mediante la incorporación de plantas aromáticas al aceite, tales como el romero o el tomillo, o especias como el pimentón y la pimienta según los gustos personales.
También es una buena opción si tienes mucho queso en casa y se te va a estropear antes de que te dé tiempo a comértelo. 

Ingredientes

Queso de calidad
Aceite de oliva virgen extra de calidad
PACIENCIA

El procedimiento es muy sencillo:

Primero elige un queso que sea de tu agrado pero que tenga al menos cierto grado de curación previa. Yo he probado con queso  manchego semi curado y con queso curado teniendo buenos resultados en ambos casos. 


También he probado con queso fresco  pero me ha gustado menos. Además con ese tipo de quesos  es recomendable tenerlos menos tiempo en el aceite (una semana lo tuve yo) ya que el suero que sueltan crea como una babilla y no es agradable.
Una vez probé también con feta griego pero lo tuve poco tiempo porque también criaba babilla.

Una vez elegido el queso, córtalo en dados regulares después de quitarle la corteza y llena  un bote de cristal limpio y bien seco con esos dados, sin que haya peligro de que el queso roce con la tapadera al cerrarlo.
En caso de querer añadirle hierbas o especias tenlo en cuenta y deja espacio para los mismos cuando rellenes de queso el bote.
Hay quien esteriliza los botes de cristal en agua hirviendo, yo no lo he hecho nunca y no he tenido problema pero si te da más tranquilidad pues hazlo.

Finalmente rellena el bote con aceite de oliva virgen extra de calidad hasta que cubra al queso,   ciérralo y listo para dejarlo reposar mínimo dos o tres meses en un sitio fresco y oscuro. Cada vez irá picando más y poniéndose más fuerte.
Hace falta paciencia...  alguna vez he llegado a tenerlo casi un año (no recomiendo tenerlo más tiempo) haciendo uso de toda mi buena voluntad para resistirme pero a esas alturas ya está demasiado seco y picante, se agarra a la garganta,  y me he dado cuenta de que me gusta más cuando lleva menos tiempo, para mí cuatro o cinco meses es lo ideal.

Queso en aceite de oliva virgen extra
El bote que se ve más oscuro es uno con varios meses más que tenía cuando preparé éste más claro, el cual lleva ahora tres meses y aún no ha tomado ese color oscuro.
De todas formas recomiendo guardarlo en un sitio que no lo veas mucho... que ya nos conocemos...

La primera vez que preparé un bote me asusté cuando al cabo de los meses lo miré y vi que tenía unos puntitos blancos pequeños, pensé que se había estropeado el queso pero según me dijeron son cristales de calcio, provenientes de la leche, que se acaban formando con el tiempo. Así que no cunda el pánico en caso de verlos.

Queso en aceite de oliva virgen extra
Aquí puedes ver los puntitos blancos
Cuando el queso esté en su punto no hay nada mejor que coger un palillo de dientes e ir pinchando taquitos para sacarlos y tomárselos en plan aperitivo con un buen vinito y pan de pueblo.

Queso en aceite de oliva virgen extra

El aceite sobrante puedes usarlo en ensaladas y tostadas y dará un saborcillo a queso estupendo. Alguna vez lo he usado para volver a rellenar otro bote de queso y toma un sabor a queso alucinante.

Queso en aceite de oliva virgen extra

2 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo contigo!!!
    El buen queso, en buen aceite está impresionante, sobre todo si las primeras semanas lo alejas de la vista.
    Yo he probado a hacerlo con mozzarella, para las ensaladas, pero solo lo dejo durante la semana.
    Ahora me lo has recordado y la próxima cuña de queso, va directa en aceite!!
    Te copio la idea y haré el seguimiento en el blog
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisi, lo de alejarlo de la vista está claro que es vital... si no no llega al mes :D
      Con mozzarella también he probado pero me pasa como con el queso fresco, que hay que sacarlo pronto del aceite antes de que crie la natilla esa blanca, pero queda muy bueno para ensaladas como bien dices.
      Besos y seguro que te va a quedar riquísimo :)

      Eliminar

Tus comentarios me hacen ilusión y los leo todos así que si te gusta lo que hago te agradezco que me lo digas, y si no también para mejorar en lo posible. Gracias :)

No sigo cadenas de premios por falta de tiempo pero gracias por acordarte de mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips