17 sept. 2013

Solomillo con salsa de zanahoria - Pork tenderloin with carrot sauce


Solomillo con salsa de zanahoria - Pork tenderloin with carrot sauce

 
Scroll down for recipe in English


Mi compi bloguera África (del blog Recetas de la abuela Luisa)  en la presentación de su blog cuenta las  peripecias que vivió  libreta en mano para conseguir pillar  las recetas de su madre y su suegra; la verdad es que cuando lo leí me sentí muy identificada con ella, he de reconocer que conseguir una receta de una madre, o al menos de la mía,  no es una tarea fácil no… algunas veces es más bien imposible…

 La  cosa parece empezar bien cuando entras con papel y lápiz en “su” cocina... tu madre se ve toda llena de ilusión porque te interesas por una de sus recetas y  más si le dices que es que la quieres conservar para la posteridad (léase nietos en caso de que los haya, lo cual todavía le hace más ilusión) La cosa se empieza a torcer cuando decides ayudarla a preparar los ingredientes y  vas y  preguntas ingenuamente:

-¿Mamá cuántas zanahorias necesitamos para esto?
 Y la buena mujer te contesta toda convencida.
- Pues “las que necesites”
- Y eso ¿cuánto es? – le contestas - Porque no es lo mismo salsa para dos que para cuatro, tendré que tener una idea aproximada ¿no?
- Ains hija que cuadriculada eres, todo lo quieres pesado y medido…

Ante eso te callas y coges las zanahorias que te da la gana, si alguno se queda sin salsa que se fastidie ea.
 Después llega el momento de coger el  vino para la salsa y surge la otra frase mágica: “pues échalo a ojo hija mía” , ahí ya echas vino a porrón y que salga lo que salga...

Y así va avanzando la cosa hasta que tu madre se empieza a cabrear ante tal acoso de preguntas… preguntas  para las que no tiene respuesta en su lógica de cocinera por intuición y que provocan que al final te acabe casi echando de “su” cocina y pidiendo que tardes un mes en querer cogerle otra receta…

En definitiva que en tiempos de nuestras abuelas y madres las básculas de cocina y las tazas medidoras no existían no, y todo se hacía en plan conjuro añadiendo un puñado de esto y otro puñado de aquello… y encima les quedaba todo genial  con esa intuición especial para cocinar que tienen. Eso debe ser lo que llaman saber cocinar y que yo tengo que aprender.

Y dicho todo esto, que sepas que aunque a veces nos queramos matar, te quiero mucho mami jajajaja

La receta de la discordia, y eso que es sencillísima de hacer, es la del solomillo con salsa de zanahorias, un plato que  mi madre ha hecho  desde que yo era pequeña y que solía poner algún domingo que otro para comer.


Solomillo de cerdo con salsa de zanahoria

Solomillo con salsa de zanahoria

Ingredientes  (4 personas)

800 g de solomillo de cerdo
500 g zanahorias cortadas en pedacitos
4 ajos grandes picados finos
1 cebolla grande (250g) picada fina
1 ramita de perejil
400 ml de vino blanco o brandy (2 vasos) suficiente para cubrir la carne y un poco de agua si no.
Pimienta, nuez moscada y sal al gusto
Tomillo para decorar espolvoreado por encima.


Nuez moscada - Nutgme


Preparación

Espolvorea el solomillo por ambos lados con sal.
En la olla rápida destapada dora el solomillo para sellarlo con un poco de aceite de oliva. Sácalo y resérvalo.

En la misma olla  vuelve a poner un buen chorreón de aceite de oliva y dora la cebolla y los ajos finamente picados.  
Vuelve a poner la carne en la olla y añade la zanahoria y el perejil; remueve bien todo.

Añade el vino blanco y agua si hace falta para que cubra la carne o  para que la salsa quede después con la consistencia que nos guste.
Salpimienta y añade nuez moscada al gusto recién rallada con un cuchillo.


Tapa  la olla rápida y ciérrala bien. Dale el tiempo que estimes que necesitará para estar  hecho el solomillo, lo que  dependerá del tamaño de la pieza aunque normalmente con 5-10 minutos suele quedar bien. De todas formas también puedes hacerlo con la olla abierta a fuego lento  y apartarlo cuando esté listo.
Si abres la olla y no te ha quedado como te gusta  pues lo pones destapado a fuego medio un rato más y listo.

La salsa en casa unos la quieren sin moler y otros la queremos pasada por la batidora, así que eso ya al gusto de cada cual. 

Filetea el solomillo y sírvelo  acompañado de patatas fritas con un poco de salsa de zanahorias y tomillo seco espolvoreado por encima.
 El resto de la salsa ponla en una salsera para que se pueda servir quien quiera más.




Pork tenderloin with carrot sauce

My mom has been making this dish since I was a child so it must be written in this blog.  

Ingredients  (4 servings)

800 g pork tenderloin
500 g carrots, chopped
4 large cloves of garlic, finely chopped
1 large onion (250g), finely chopped
1 sprig of parsley
400 ml white wine or brandy (2 glasses) enough to cover the meat and a little water if necessary
Pepper, nutmeg and salt to taste
Thyme for garnish sprinkled on top.




Directions

Sprinkle the tenderloin on both sides with salt. 
In a pressure cooker over high heat pour a dash of olive oil. Add the beef and cook until seared. Then remove the meat from the pressure cooker and set aside.
Pour a little more of olive oil into the pressure cooker and add the onion and the garlic, finely chopped.
When onion is golden add the meat again, the carrots and the parsley. Stir well.

Pour into the pressure cooker white wine or brandy and a little of water if necessary to cover the meat and to create the right consistency for a sauce.

Add salt and pepper to taste and a pinch of freshly ground nutmeg.
Place cover on pressure cooker and close. Cook for the time needed to be well done (5-10 minutes, it depends on the tenderloin size).

Puree the carrot sauce until smooth.
Cut tenderloin into slices.
Serve with fries and carrot sauce on top. Sprinkle with thyme and...

Enjoy!

Solomillo con salsa de zanahoria - Pork tenderloin with carrot sauce


4 comentarios :

  1. Hola ´preciosa, te comprendo perfectamente, cómo es que hacen eso nuestras abuelas, me pasa igual, cuando pregunto algo me dicen... Pues calcúlale, hazlo a ojo y yo... que??
    Cómo es que a ellas todo les queda perfecto y sin medir ni pesar ni nadaaaaaaaaaaaaaaa!
    El plato que nos presentas me ha encantado!! Una delicia y el contraste es genial!
    Un besito enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es imposible conseguirle una foto en condiciones con esa salsa jajaja pero está muy rico de comer que es lo que de verdad importa. Además como ya he dicho en la entrada es un plato que siempre nos ha preparado mi madre con todo su cariño así que tiene que estar en este blog tal y cómo lo hace ella :) Un saludo guapísima!

      Eliminar
  2. Pues yo soy de las de tu abuela y madre y me cuesta pesar, medir..etc... jajaja..pero lo tengo que hacer..es que cuando lleguéis a nuestra edad vais a hacer lo mismoooo..porque son muchos años cocinando..bueno ahora ya te eché el discurso y paso a decirte que el guiso está para chuparse los dedos. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues ojalá algún día tenga esa intuición :)
      Besotes Carmen

      Eliminar

Tus comentarios me hacen ilusión y los leo todos así que si te gusta lo que hago te agradezco que me lo digas, y si no también para mejorar en lo posible. Gracias :)

No sigo cadenas de premios por falta de tiempo pero gracias por acordarte de mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips