17 oct. 2013

Caldo básico casero - Homemade basic broth

Caldo básico casero 
Recipe in English here

En casa cuando llega el invierno casi todas las semanas se prepara un día un risotto y otro una crema de verduras, y la mayoría de las veces dichos platos requieren de un caldo base para enriquecerlos.

De caldo hay multitud de recetas teniendo cada cocinero la suya  según sus preferencias a la hora de añadir ingredientes y el grado de concentración que se quiera.  Pero sé que algunos de vosotros estáis empezando en esto de cocinar con mucha voluntad y aprendiendo desde cero, así que a modo de orientación os pondré la receta del que se prepara en mi casa.

Caldo básico casero


Con esta receta sale bastante caldo como podéis ver por las fotos… antes de que empecéis a imaginar que me baño en él… en plan Cleopatra y leche de burra… os diré que relleno botes de cristal reciclados, los etiqueto con la fecha y el contenido, y los meto en el congelador para ir sacándolos según necesite, ya que hacer un caldo casero cada vez que voy a hacer una crema sería un poco engorroso. Así ahorramos tiempo y trabajo.
Acostumbro a llenar botes de diferentes tamaños ya que hay recetas que requieren de poca cantidad mientras que otras necesitan más.

Una última aclaración por si alguien quiere hacerlo y desconoce las leyes básicas de la física… los líquidos al congelarse aumentan de volumen por lo que al llenar el bote hay que dejarle espacio, como un dedo más o menos. Así evitaremos que estalle el bote al congelarse el caldo y os acordéis de mi pobre madre…

El caldo puede estar congelado tres o cuatro meses sin perder propiedades aunque a mí sinceramente nunca me dura más de mes y medio. 

Pinchando aquí puedes ver varias recetas en las que usar el caldo tales como risottos, cremas de verdura, etc...


Caldo básico casero

Ingredientes

2 puerros
1 cebolleta
1 calabacín pequeño
1 tomate mediano.
2 zanahorias
1 pimiento verde pequeño
Perejil
Un par de hojas de acelgas si tienes sobradas de otra receta
1 muslo y contra muslo de pollo o recortes de filetes y pollo que hayamos ido guardando. Si quieres  un caldo sólo vegetal, no los añadas.
Agua para rellenar la olla una vez llena con los demás ingredientes.

Sal no le echamos porque lo usaremos de base para otras recetas y así añadimos en cada receta la que haga falta sin que el caldo interfiera.




*Nota 1 Es una receta totalmente de aprovechamiento, se puede añadir verdura que tengamos un poco vieja en la nevera (como el pimiento de la foto) o restos de verdura de preparar otras recetas (como las hojas de acelgas o los tallos de cebolleta de la foto), todo aporta  sustancia al caldo.

*Nota 2  Suelo  tener en el congelador una bolsa a la que voy añadiendo los recortes que me sobran de arreglar carne y que guardo para el caldo en vez de comprar el pollo. Esto lo aprendí de mi suegra Benedicta, que como cocinera no tiene precio.



Preparación

Vamos a necesitar una olla bien alta y a poder ser rápida o express, que sale más barato que dejarlo todo el día ahí cociendo a fuego lento… que con tanta subida de luz no está la cosa para derrochar. 

Lava  bien todo y trocea un poco las verduras.
Pon en el fondo de la olla la carne y añade las verduras.


 Rellena con agua nunca más de ¾ de la capacidad de la olla, para que funcione bien la válvula de seguridad, y ponla a fuego fuerte. Dale 30 minutos contados desde que empiece a sonar la pesa.

Pasado ese tiempo la apago, espero a que baje la pesa y se pueda abrir la olla, la abro y cuelo en un cazo una buena cantidad de caldo; es mejor así que llenar directamente los botes de cristal que podrían estallar con el contraste del calor. Luego cuando se enfría un poco ya relleno los botes con el contenido del cazo.


Aplasto las verduras en la olla con una espumadera para que suelten más sustancia ahora que están cocidas, y todo su jugo se integre en el caldo restante. Relleno de nuevo la olla con agua y a cocer otra media hora para obtener otra olla de caldo.
 
Caldo básico casero
El primer caldo es más oscuro que el que sale de segundas

Finalmente cuelo todo el caldo y cuando se enfría un poco relleno los botes. Los dejo enfriar por completo y entonces los cierro, los etiqueto con un rotulador indeleble y al cajón del congelador.




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Tus comentarios me hacen ilusión y los leo todos así que si te gusta lo que hago te agradezco que me lo digas, y si no también para mejorar en lo posible. Gracias :)

No sigo cadenas de premios por falta de tiempo pero gracias por acordarte de mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips