18 ene. 2015

Visita a Setenil de las Bodegas - Masitas de chorizo y salchichón


Setenil de las Bodegas - Cuevas del sol
Calle Cuevas del Sol

 Hoy vengo con otra entrada de gastroturismo que hacía tiempo que no subía nada. Esta entrada es especial para mí porque por fin después de muchos años he conocido en persona el pueblo que vio nacer a mi abuela paterna: Setenil de las Bodegas. 

Setenil de las Bodegas es un pequeño pueblo  de la provincia de Cádiz perteneciente a la “Ruta de los pueblos blancos” que bien se merece una visita dada la peculiaridad de su entramado urbano y de algunas de sus casas; casas que son cuevas naturales aprovechadas como viviendas y que están construidas bajo salientes de piedra adaptándose así por completo a la  orografía del terreno, aunque en algunos casos la piedra cubre por completo la calle como un auténtico cielo de piedra siendo impresionante el pasar por debajo.

Cuando llegamos a Setenil aparcamos el coche cerca de las Cuevas del Sol que es la zona más turística y nos fuimos andando a recorrer el pueblo; no es recomendable circular mucho con el coche ya que las calles son bastante estrechas y empinadas…

Un pequeño río, el río Trejo o Guadalporcún,  divide el pueblo en dos partes, y es justo a cada lado de ese río donde están dos de las calles más famosas del pueblo:  La calle de las Cuevas del Sol y la calle de las Cuevas de la Sombra, que toman su nombre de la cantidad de horas de sol que disfrutan cada una a lo largo del año dada su ubicación.

En las Cuevas del Sol pudimos ver las primeras casas típicas bajo la piedra,  dedicadas en su mayoría a locales de restauración para el turismo.

Cuevas del Sol - Setenil de las Bodegas

De allí fuimos hasta la Calle jabonería, mas apartada y tranquila pero también merecedora de una visita.

Calles típicas de Setenil de las Bodegas
Calle Calcetas y Calle Jabonerías, dos calles con casas típicas

Regresamos hasta las cuevas del Sol y cruzamos por un pequeño puentecillo hasta las Cuevas de la Sombra, calle que en algunos tramos está totalmente cubierta por la piedra y donde pudimos ver varias tiendas de productos típicos de la tierra como el queso payoyo y los vinos de Jerez.

Setenil de las Bodegas - Cuevas de la sombra
Cuevas de la sombra
Después nos dejamos perder por las estrechas callejuelas  para disfrutar del encanto del lugar sin saber muy bien hacía dónde íbamos.
Vimos en lo más alto una iglesia y un torreón y decidimos intentar subir hasta allí.

 Por la calle Herrería, una de las más antiguas de la villa  llamada así porque albergó un taller de herrajes,  subimos desde el río buscando la Plaza de Andalucía y centro del pueblo. Esta calle es bastante singular porque sus casas se adaptan a la pendiente del terreno siendo muchas de ellas casas-cueva.

Calle Herrería - Setenil de las Bodegas
Calle Herrería

Desde la plaza de Andalucía seguimos subiendo y después de pasar por un bonito arco encalado llegamos hasta el Torreón.

Torreón de Setenil de las Bodegas

El torreón o Torre del Homenaje,  que según contaba el cartel informativo fue construido durante el período almohade (s. XII o XIII), fue bastión de la defensa de la villa y un importante obstáculo para su reconquista que no se produjo hasta el s. XV por las tropas de los Reyes Católicos.

Al lado del Torreón está el Mirador del Lizón desde el cual se puede ver toda la villa con sus casitas encaladas.

Vista de Setenil desde el mirador el Lizón

Y después del mirador acabamos llegando hasta la iglesia de la Encarnación del s. XVI  que no visitamos porque estaba cerrada. Y así llegamos a las dos de la tarde y  hora de comer para lo que anduvimos el camino de vuelta hasta las Cuevas del Sol.

Iglesia de la Encarnación

En cuanto a la gastronomía viendo el nombre del pueblo lo primero que se puede pensar es que debe estar lleno de bodegas y contar con un buen surtido de vinos… pues no… resulta que la mayoría de los viñedos desaparecieron cuando la plaga de la filoxera de la vid hizo de las suyas en el XIX aunque ahora parece ser que alguna pequeña bodega de la zona están intentando recuperarlo.
En cuanto a comer íbamos a ir al Restaurante la Escueva que nos lo habían recomendado pero supongo que por ser lunes estaría cerrado por descanso así que al final acabamos en otra taberna ubicada también en la famosa calle de las Cuevas del Sol, donde nos sentamos en la terraza y pedimos junto con unas patatas alioli y unas croquetas caseras las típicas “masitas” de chorizo y de salchichón, también llamadas hamburguesitas de Setenil y que son tan típicas que se pueden pedir en casi todos los establecimientos del pueblo.

Bar la Bodeguita - Setenil de las Bodegas

Sinceramente dudo de si el nombre es “Macitas” o “Masitas” porque en la carta de este bar y de algún otro estaba escrito con c y no caí en preguntarlo allí, pero veo más lógico que sea el diminutivo de masa y las llamaré masitas, así que si lo estoy diciendo mal pido perdón por adelantado.

Masitas de chorizo y salchichón de Setenil de las Bodegas

Masitas de chorizo y salchichón de Setenil de las Bodegas

Según nos comentaron se preparan con la masa fresca del chorizo o  salchichón que proporciona una cooperativa de la zona y se hacen a la plancha como si fueran una mini hamburguesita, sirviéndose metidas en pan y acompañadas de patatas fritas. No son  una tapa tradicional sino que son de creación relativamente reciente siendo su origen según tengo entendido que la cooperativa "Los montes de Setenil", creada en los 90,  tenía excedente de carne y ofreció a los establecimientos de restauración de Setenil preparar esta tapa, teniendo tal éxito que se ha consolidado y convertido en el emblema de la localidad.
Buscando más información he leído que están catalogadas como uno de los diez mejores bocadillos de la provincia de Cádiz y si bien no se puede decir que sea una tapa de alta cocina la verdad es que estaban bien buenas y merece la pena probarlas si se va por la zona, además salieron bastante económicas (a 1,20 euros cada una).

Después de comer decidimos visitar la cercana Olvera, llamada así por su ubicación entre olivares, y que es otro bonito pueblo blanco de la provincia de Cádiz.  Es famoso por sus chacinas y chicharrones, pero a la hora que llegamos estaba todo cerrado así que nos tocará volver otro día. Aunque si pudimos disfrutar de unas vistas preciosas de la zona que se pueden observar desde la Iglesia de la Encarnación, ubicada en todo lo alto de la población, que hicieron que bien mereciese la pena la visita. 

Olvera e la lejanía
Olvera
Olvera

Olvera

Olvera

Olvera

Iglesia de la Encarnación - Olvera
Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación - Olvera

11 comentarios :

  1. Ohhhhhh Trini, me ah encantado! Yo soy una enamorada de los pueblos blancos y la verdad es que hay tanto por conocer. Un post fantástico, que te transporta hasta el lugar, te felicito.
    Ojalá se acomode mi economía para poder disfrutar de momentos así, (aunque lo más caro de la visita es el gasto de gasolina). Todo llegará y podré recorrer estos lugares mágicos.
    Gracias por el post!
    Besos y feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros estamos poco a poco yendo a visitarlos todos porque cada cual tiene su encanto, es verdad que lo más costoso es la gasolina porque luego no suele haber monumentos que tengas que pagar entrada y el tapeo suele ser bastante económico en los bares de pueblo, de hecho nosotros comimos 4 personas por 25 euros con las bebidas y todo incluido.
      Besos

      Eliminar
  2. Fantastico la visita que acabas de hacer a uno de los pueblos mas bonitos de toda España no tiene ni punto de comparacion ver esta preciosidad de pueblo en donde esta puesto. En el que hace tiempo que no voy a visitar esta maravilla de pueblo. Trini besos guapa de la cocina del titi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El entorno es una auténtica preciosidad, no veas la de veces que me da pena no poder parar el coche en mitad de la carretera para hacer fotos!!! Y desde luego con mis fotos sólo he podido capturar fragmentos de Setenil y no he podido abarcar una imagen general ni el ambiente, eso hay que verlo en persona :)
      Besos y feliz semana Jose Carlos

      Eliminar
  3. Trini croe que es la mejor época del año para visitar estos pueblos, no están saturados de turistas y además no hace calor. Son preciosos, a nosotros nos encanta perdernos por ellos, y como tú bien dices es imposible captar con la cámara la belleza y el embrujo de sus calles. Besos y felicidades por tan bonito post!!!

    ResponderEliminar
  4. Una maravilla de pueblos, con esto nos demuestras que tenemos maravillas a nuestro alrededor sin tener que irnos muy lejos y que a veces no valoramos lo suficiente. un post precioso Trini!!Muchas gracias y besos!!

    ResponderEliminar
  5. Preciosa ruta para visitar,gracias por hacernos de guia

    ResponderEliminar
  6. Estos si son pueblos con encanto, como me ha gustado ver tu reportaje, vaya maravillas tenemos, cojo tu informacion haber si algun dia me pierdo por ahi, bssss

    ResponderEliminar
  7. Que sitio mas hermoso me ha encantado que nos lo enseñaras!!besos

    ResponderEliminar
  8. Qué sorpresa encontrarme este análisis de este pueblo único y especial que visité en 2007, al hacer la ruta de los pueblos blancos junto a mi familia, mientras nos hospedábamos en una casa rural de El Gastor. Es un pueblo precioso que estoy deseando volver a visitar y donde se come de lujo como en casi todo Cádiz.
    Un beso
    Adrián
    www.dulceriasconsorpresa.com

    ResponderEliminar
  9. Que preciosidad de fotos!! madre de dios esa carretera con la piedra por encima te juro que impresiona, que maravilla de pueblo pero esto hay que verlo ahi, seria un gustazo pasear por esos lugares encantados...Bess

    ResponderEliminar

Tus comentarios me hacen ilusión y los leo todos así que si te gusta lo que hago te agradezco que me lo digas, y si no también para mejorar en lo posible. Gracias :)

No sigo cadenas de premios por falta de tiempo pero gracias por acordarte de mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips