24 may. 2014

Bizcocho básico de chocolate y buttermilk - Chocolate buttermilk cake

Tarta de chocolate rellena de trufa de chocolate y cubierta de nata montada

 Recipe in English here

Con lo que me gusta a mí el chocolate no podía faltar en este blog un buen bizcocho de chocolate!!!
Éste lo descubrí hace tiempo como adaptación de una receta del libro "Tea with Bea" y desde entonces se ha convertido en mi bizcocho base ideal para más de una tarta ya que  al llevar buttermilk conseguimos un bizcocho bastante jugoso cosa que dice bastante a su favor a la hora de decidirse.
Las fotos corresponden a la tarta de cumpleaños de mi madre del año pasado que la hice con este bizcocho, lo empapé con almíbar y lo rellené con una sencilla trufa de chocolate, y  finalmente lo recubrí con una capa de nata montada con vainilla. Para rematar la tarta la decoré con unas flores de oblea compradas.


Tarta de chocolate rellena de trufa de chocolate y cubierta de nata montada

Bizcocho básico para tartas, con chocolate y buttermilk

Ingredientes   (Molde 24 cms)

175 g mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
175 g harina de trigo
250 g azúcar blanco
225 g chocolate negro (70% de cacao)
70 g cacao en polvo sin azúcar
2 cucharaditas de café instantáneo 
4 huevos grandes (L)
240 ml de buttermilk o suero de leche (240 ml de leche entera tibia + 1 cucharada o 15 ml de vinagre de vino o zumo de limón).
1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 cucharadita de levadura química o polvo para hornear
Una pizca de sal (1/4 cucharadita)


Preparación

Es un bizcocho muy sencillo de hacer pero es importante seguir el orden de preparación que detallo a continuación para obtener un resultado óptimo.
Precalienta el horno, calor arriba y abajo, a 170℃.
Forra un molde desmontable  de 24 cm con papel de horno, puede llegar a subir bastante por lo que si te quieres asegurar de que no se desborde puedes forrarlo también con papel de horno como se ve en la foto.

Forrado del molde para que tenga más altura

1) Lo siguiente es preparar el buttermilk o suero de leche: para ello se le añade a la leche tibia el vinagre o zumo de limón y se deja reposar mínimo unos diez minutos a temperatura ambiente. Irá tomando la textura como de leche cortada que es lo que nos interesa. Reserva.

2)  En un bol tamizamos la harina con el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reservamos.

3)  Derrite al baño maría (o en el microondas a media potencia en tandas de 30 segundos) la mantequilla y añádele el chocolate para fundirlo también, teniendo cuidado de no quemarlo.
    Agrega a la mezcla las dos cucharaditas de café instantáneo.

Fundiendo la mantequilla con el chocolate al baño maría

4) En otro bol batimos con las varillas eléctricas los huevos con el azúcar y el extracto de   vainilla. Y una vez esponjoso le añadimos la mezcla de chocolate y mantequilla derretida.


Ahora es importante seguir este orden para mezclar ingredientes húmedos con secos. Al bol donde está la mezcla de chocolate y mantequilla añádele:

-  1/3 de la harina tamizada con el cacao y mézclalo lo mínimo necesario para que quede bien integrado.
-   Añade la mitad del buttermilk y vuelve a mezclar.
-   Añade otro 1/3 de harina y remueve
-   Vierte el resto del buttermilk y mezcla
-   Y finalmente añade el último tercio de harina con cacao.

Vierte la mezcla en el molde previamente preparado y mételo en la mitad del horno a 170 ºC calor arriba y abajo. Cuando lleva unos 30 minutos yo le suelo dar la vuelta al molde porque mi horno no tiene ventilador, así se hace igual por delante que por detrás. Cuando lleve unos 40 minutos es aconsejable comprobar cómo está de hecho pinchándolo en el centro con una brocheta y si sale limpia es que está listo.
En la receta original hablaba de hornearlo sólo 40 minutos pero a mí a veces me tarda una hora... ya se sabe que cada horno es un mundo, que la luz cada día tiene una potencia, etc...  así que como he dicho antes ve controlándolo desde que lleve 40 minutos, ya que si nos pasamos de horneado quedará muy reseco.

Cuando esté listo sácalo del horno, déjalo enfriar un poco en el molde (unos diez minutillos) y finalmente desmóldalo y déjalo enfriar totalmente sobre una rejilla.
Una vez frío envuélvelo bien en film transparente y guárdalo en el frigorífico hasta el momento de montar la tarta, así mantendrá su humedad.

 Montando la tarta

Normalmente yo lo hago el día antes de montar la tarta y así el día que voy a hacer la tarta ya está bien frío y es más fácil de cortar con la lira.
Da para 2 o 3 capas de bizcocho perfectamente.


Tarta de chocolate rellena de trufa de chocolate y cubierta de nata montada
Tarta de chocolate rellena de trufa de chocolate y cubierta de nata montada
Facebook del blog

6 comentarios :

  1. Si una receta funciona porque cambiarla, me parece un bizcocho fantastico y en tartas queda genial, me gusta mucho tu blog y me quedo por aqui, bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Viví y gracias por quedarte :)

      Eliminar
  2. Todo un lujo de tarta, toda una delicia, se come con los ojos. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ainsss mira que no invitarme al cumple de tu mami... jijiji me encanta corasón!! la pintaza frutal. besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía te da tiempo a llegar al de este año, es mañana 26 de Mayo :D
      Besos guapa :)

      Eliminar

Tus comentarios me hacen ilusión y los leo todos así que si te gusta lo que hago te agradezco que me lo digas, y si no también para mejorar en lo posible. Gracias :)

No sigo cadenas de premios por falta de tiempo pero gracias por acordarte de mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips